El duelo infantil, como ayudarlos des de casa.

Dar malas noticias es siempre complicado. Cuando la noticia es sobre la pérdida de algún ser querido es aun más difícil. Aun así, el papel de los familiares será esencial para que el duelo se viva con normalidad y el proceso cure la herida.

Cuando se da la noticia

Sinceridad.

Es importante explicar que la persona o ser querido ha muerto. De este modo, se ayuda a la niña o niño a entender el estado de ánimo de las personas de su alrededor. Esto evita que se culpabilicen y favorece que entiendan que es parte de un proceso natural.

Transparencia.

Resolver todas las dudas para que se entienda lo que ha pasado. Animarlo a preguntar. De esta forma el niño o niña adquiere una imagen real de lo sucedido y no tiene que inventar fantasías para rellenar la información que falta.

duelo-infantil

Adaptado a las necesidades del niño o niña y edad.

Los procesos de comprensión y asimilación del duelo son diferentes para cada persona pero la edad es una variable muy importante a tener en cuenta.

El duelo según la edad

Hasta los 3 años. Entienden la muerte como una ausencia. Los efectos del duelo pueden ser lloros y variaciones de los ciclos del sueño y hambre.

De los 3 a los 6 años. Pueden tener problemas para entender que la muerte es irreversible. Para la correcta elaboración del duelo es importante que esta idea se repita las veces necesarias. Se debe ir con cuidado con expresiones como “te vigila des del cielo”, “está dormido para siempre”…Las niñas y niños a esta edad tiene la fantasía en pleno desarrollo además de tener una comprensión muy literal. Por lo que este tipo de expresiones pueden confundirles mucho.

De los 6 a los 9 años. En esta edad se empieza a entender el concepto de la muerte de forma más realista. Aun así, puede costarles exteriorizar el duelo. Pueden tener reacciones de negación o inapropiadas. Se les debe acompañar en este proceso entendiendo que pueden tener malestar aunque no lo expresen.

A partir de los 9 años. El duelo infantil será más similar al del adulto. Por lo que la ayuda será básicamente dar acompañamiento y cariño. También puede ser que este duelo haga evidente la idea de que todos nos podemos morir. Esto puede desencadenar temores, “miedo a morir”. Si no se consigue racionalizarlos es bueno pedir ayuda a un profesional. Por último, como en todos los casos, es importante responder a las preguntas o inquietudes.

duelo

Cómo ayudar en la elaboración del duelo

Es importante dejar espacios donde se puedan expresar todos los sentimientos que el duelo comporta (tristeza, rabia, dudas…). Dejar que los niños y niñas lloren y griten cuando lo necesiten además de animarlos a expresar sus sentimientos. También, es conveniente resolver todas las dudas que tengan. Del mismo modo es bueno contar con el cariño de familiares y amigos. También es bueno ser capaces de recordar y compartir los buenos momentos vividos con el ser querido, de este modo ayudamos a despedirse. Será muy beneficioso promover actividades como escribir cartas, hacer dibujos para expresar todos los sentimientos, o otras actividades similares.

El funeral

El funeral puede ser una buena ayuda ya que es un momento para despedirse y sentir el apoyo y cariño de la familia. De todas formas, es importante que la decisión de ir la tome el niño o niña, es decir, si no se siente preparado o preparada para ir no es bueno obligarlo o obligarla. Si no se va al funeral se puede buscar otro ritual para despedirse, por ejemplo llevar una carta a la tumba.

¿Y las madres y padres?

No os descuidéis. Ayudar a vuestras hijas e hijos es importante pero también tenéis que aseguraros que vosotros tenéis apoyo y cariño para hacer frente a este proceso.

Otros recursos

Cuentos para trabajar con niños y niñas.

El teu nom (obligatori)

El teu email (obligatori)

Assumpte

El teu missatge

Desitjo rebre el Newsletter d'AnCel
Accepto la política de protecció de dades i normes del centre (obligatori)

Llegir política